El Patrimonio Cultural Digital: pasado, presente y futuro desde la perspectiva TIC

Publicado por NCCExtremadura en

Este año se celebra el Año Europeo del Patrimonio Cultural. El objetivo fundamental de esta acción es animar a más personas a descubrir y comprometerse con el patrimonio cultural europeo y a reforzar el sentimiento de pertenencia a un espacio europeo común, un elemento fundamental de cohesión que permite la transmisión activa de la cultura, y todas sus expresiones, haciendo uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación. El lema del año es: “Nuestro patrimonio: donde el pasado se encuentra con el futuro”.

El patrimonio cultural abarca aquellos “lugares y objetos tangibles e intangibles que poseen valor cultural, histórico, estético, arqueológico, científico, etnológico o antropológico para determinados grupos o individuos”. La participación activa de los ciudadanos se configura como uno de los elementos fundamentales ayudada, en este caso, por el uso de aquellas herramientas más indicadas que las TIC ponen a nuestra disposición.

Todos estos bienes son frutos del saber o la expresión de los seres humanos y se destacan especialmente por su carácter cultural, educativo o científico. Pueden ser generados directamente en formato digital o convertidos a éste a partir de material analógico ya existente. Este legado en constante aumento puede existir en cualquier lengua, cualquier lugar del mundo y cualquier campo de la expresión o el saber humanos, pero está condicionado por factores socioeconómicos como la brecha digital.

La pregunta clave es, ¿quién o quiénes se encargan de este ingente trabajo? ¿quién sensibiliza a cerca de su importancia? ¿debe ser pública o privada su gestión, tratamiento, acceso..? Es una evidencia que cada vez son más los recursos culturales y educativos del mundo que se producen y distribuyen y a los que se tiene acceso en forma digital en lugar de en papel. El patrimonio de origen digital que puede consultarse en línea, por ejemplo, las publicaciones periódicas electrónicas, las páginas de la red mundial o las bases de datos en línea, ya forma parte del patrimonio cultural del mundo. Ahora bien, sucede que la información digital está expuesta a varias contingencias que hacen peligrar su preservación. Si en la vorágine de la vida moderna hasta lo sólido se desvanece en el aire, ¿cómo podemos preservar este legado intangible? Es por eso que los procedimientos para su conservación son de fundamental importancia y requieren aún mucho desarrollo.

Una de las instituciones públicas que dedica sus esfuerzos para llevar a cabo la recopilación, digitalización, catalogación y acceso es la Fundación Europeana. Europeana es la biblioteca digital europea, de acceso libre y gratuito y que comenzó su trabajo en el año 2008. Reúne contribuciones ya digitalizadas de reconocidas y prestigiosas instituciones culturales de cada uno de los 28 Estados de la Unión Europea. En sus fondos podemos encontrar casi cualquier formato: libros, películas, periódicos, archivos sonoros, mapas, manuscritos y cualquier otro formato de archivo que deba estar catalogado por su especial relevancia cultural o histórica.

Durante la celebración que llevo a cabo el Plan de Alfabetización Tecnológica de la Semana de la Participación -entre el 10 y el 14 de diciembre-, y dentro de la acción Experiencias TIC: conexiones con expertos, pudimos contar con la presencia de Isabel Crespo, coordinadora de educación en la Fundación Europeana y encargada de promover el contenido de su repositorio online con más de 58 millones de registros provenientes de museos, galerías, archivos y bibliotecas de toda Europa en el sector educativo.

En el marco de las acciones desarrolladas en ese periodo -y siguiendo con la importancia de recapitular patrimonio cultural-, el PAT desarrolló una página web http://www.nccextremadura.org/participacionciudadana/ . En ella destaca una de las secciones, dedicada a recoger elementos culturales de todo tipo, siendo los propios ciudadanos los partícipes directos de ese proceso: Mapa de recursos.

A modo de conclusión, podemos decir que la digitalización del patrimonio cultural está llamada a convertirse en la gran tarea para las próximas décadas, como forma de hacer un uso eficaz de las TIC para contribuir a la preservación de la memoria colectiva de millones de personas que se expresan por medio de millones de expresiones artísticas. Porque no debemos olvidar que nuestro patrimonio es el ámbito en el que el pasado se encuentra con el futuro.

Categorías: Blog

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: