OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE: las TIC y la mejora del mundo desde y por la tecnología

Publicado por NCCExtremadura en

Estemos insatisfechos hasta que las paredes trágicas que separan la ciudad exterior de la riqueza y la comodidad, de la ciudad interior de la pobreza y la desesperación sean aplastadas por los golpes de las fuerzas de la justicia.

Comportarse y sentirse ciudadano es utilizar aquellos recursos, propios o no, para construir una sociedad más justa, más igualitaria, más sostenible y que haga posible que las oportunidades lleguen a todos. La frase que abre esta entrada es un fiel reflejo de lo que puede ocurrir cuando todos y todas salimos de lo que ahora, de forma moderna, se llama “zona de confort” que nos es más que estar seguramente acomodados en nuestro pequeño -y a veces insolidario- barrio, región, país y mundo.

De eso sabía mucho Martin Luther King, autor de la cita, para quien la perseverancia y el deseo de progreso -junto con el amor, sí el amor- pueden derribar barreras y construir futuro. Ese futuro que ahora se pone en manos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y que, el próximo mayo, se convertirá en el leit motiv del Día de Internet. Una alianza que seguro ofrecerá información, sensibilización y conocimiento sobre lo que las TIC y la Red pueden hacer por la solidaridad, el progreso y la igualdad.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible para quienes hayan escuchado pero aún no sepan, es una iniciativa de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que tiene como frontera temporal el año 2030 y que debe convertirse en el compromiso activo de las naciones que forman parte de esta organización -pero sobre todo de la ciudadanía que las dota de cuerpo- para erradicar la pobreza, la desigualdad y luchar contra el cambio climático.

Con independencia de la especificidad, los contenidos y destinatarios de cada uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible es innegable la transversalidad que pueden adoptar las Tecnologías de la Información y la Comunicación. Sus potencialidades pero, sobre todo, su aplicabilidad a casi cualquier terreno o parcela de la vida personal y profesional de los habitantes de este planeta, hacen de ellas una herramienta, un “soporte vital” que hace difícil cuestionar que son las verdaderas protagonistas de esta conocida como 4ª Revolución Industrial: aprender, vigilar o restituir la salud, promover la igualdad de género, generar alternativas energéticas, llevarlas a zonas remotas del planeta, renovar las infraestructuras de los pueblos y ciudades para convertirlas en ciudades tan inteligentes como sus habitantes, educar con calidad y ecuanimidad, favorecer la empleabilidad, ayudar a conocer y practicar un consumo eficiente. Todo está en la Red.

Desde enseñar a leer y escribir a niños y niñas en aldeas remotas de África, a implantar sistemas de riego por goteo en parcelas agrícolas de la India más rural, hasta llevar a practicar operaciones en zonas del sudeste asiático…todo, todo puede ser posible en una Aldea tan global como en la que vivimos actualmente. Y todo ello solo, absolutamente solo, es posible si hacemos un uso democrático, equilibrado, seguro e igualitario de las TIC para todos, entre todos y contando con todos.

Se ha demostrado ya que disponer de conexión a Internet -como medio y no como fin- es una de las principales herramientas para contribuir al equilibrio social, cultural y económico entre los habitantes de una país o región. En este caso, Extremadura es un buen ejemplo que muestra cómo el empeño de políticas públicas para llevar la conectividad a las zonas rurales es la condición necesaria para fortalecer el tejido social, favoreciendo la fijación de la población, y potenciar el espíritu emprendedor.

El complemento perfecto e imprescindible reside en la capacidad para que estos ciudadanos adquieran las competencias digitales adecuadas que los hagan más autónomos, críticos y concienciados con un desarrollo más equitativo y sostenible. Las TIC, y la labor de entidades públicas y privadas que abogan por la alfabetización digital y la AMI -Alfabetización Mediática e Informacional- es clave para sentar las bases que contribuyan al fortalecimiento y consecución de este ODS.

Pero todo ello no es posible si no se aumentan los recursos para las infraestructuras y las TIC, lo que refuerza la idea de que debemos seguir confiando en la enorme capacidad que la Red pone a nuestra disposición, aunque realmente somos nosotros, cada uno de nosotros y nosotras, los que debemos hacer un uso eficaz, sensato y seguro de Internet.

Que nadie pueda llamarse a engaño: es posible y necesario hacer coincidir el desarrollo del mundo y el uso de las TIC para encontrar un camino de solidaridad universal basada en el desarrollo tecnológico. No se trata de comprar y fabricar buenos y potentes ordenadores sino de convertir una herramienta única en una salida múltiple para los problemas que acucian al planeta.

Ser solidarios, consecuentes, empáticos está al alcance de la mano de cualquiera de nosotros…y a un golpe de clic.

Categorías: BlogDestacado-Blog

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: